SBK

El World SBK visita el mitico circuito de Imola este fin de semana

El Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike viaja al emblemático Autodromo Internazionale Enzo y Dino Ferrari di Imola para disputar el quinto Round de la temporada y la fecha se anticipa como un nuevo espectáculo de alto voltaje por lo visto hasta ahora.
En Assen el duelo central fue entre Ducati y Kawasaki, y se evidenció ya al final de la Superpole 2 con la acalorada discusión entre Jonathan Rea y Chaz Davies, trasladado a continuación a la Carrera 1. La pica en Holanda puede continuar este fin de semana con un cambio de escenario, en el norte de Italia, dónde no sabemos si un ídolo local puede acaparar protagonismo o si continuará el dominio de Ducati.

El último vencedor italiano en este trazado es Michele Fabrizo, pero ese éxito se remonta a 2009. Sus compatriotas buscan desde hace tiempo el triunfo número 100 en WorldSBK y éste podría llegar en mayo, de la mano de uno de los ‘locales’ que compiten en la categoría.
Posiblemente sea Marco Melandri el más habilitado para aspirar al éxito. El piloto de Ravena competirá en la fecha por primera vez desde su regreso a la escena mundial, pero Imola es un circuito donde el ahora piloto oficial de Ducati se ha visto en apuros en el pasado. Melandri comenzó la temporada con consistencia, firmó cinco podios – al menos uno en cada Round -, pero aún le queda un pequeño paso por dar para luchar por la victoria. Con el apoyo de la casa de Borgo Panigale y sobre una moto que rinde muy bien en Imola, Melandri podría ser protagonista este fin de semana..

El comienzo de campaña de su compañero de equipo, Chaz Davies, fue como una montaña rusa, pero ahora llega al circuito que dominó el año pasado.

A Jonathan Rea nadie puede descartarlo como favorito ni en Imola ni en cualquier otro escenario. El actual Campeón del Mundo consiguió registros casi perfectos hasta ahora en el curso 2017. Con cinco victorias a su nombre en Imola, Rea será este fin de semana el hombre con una diana en la espalda.

Tom Sykes acusó en MotorLand Aragón un problema físico que ha arrastrado desde entonces. El Campeón del Mundo de 2013 ha conseguido dos victorias en Imola en el pasado y cuenta con cuatro pole positions en su cuenta, lo que demuestra el ritmo que puede desplegar en el trazado. En lo que va de temporada el inglés solo dejó de subir al podio en dos carreras y en la pista italiana será sin duda un adversario difícil.

Encuadrado en una escudería italiana y sobre una Ducati, Xavi Forés  también corre en cierto modo en casa este fin de semana, y si los resultados le acompañan, tendría la oportunidad de mejorar su actual posición en la general. El valenciano es actualmente 7º, pero sólo lo separan 2 puntos de Michael van der Mark, mientras que su compañero, Alex Lowes, es quinto a 14 puntos del español.
El año pasado, Jordi Torres tuvo su mejor resultado de la temporada – un 4º puesto- por primera vez en la pista de Imola y para el piloto catalán repetir esa posición sería un paso adelante en ésta campaña, donde aún no ha podido acercarse al podio y cuenta con un 5º puesto como mejor resultado hasta ahora. Para su compañero de equipo Raffaele De Rosa será la segunda prueba del año con WorldSBK. El napolitano, vigente campeón de STK1000, espera mejorar el ritmo que tuvo en Assen aprovechando el amplio conocimiento que posee del trazado.

Lorenzo Savadori es otro de los italianos que buscará un buen rendimiento frente a sus aficionados. Regresó a la competición en Assen una vez recuperado de la lesión que le hizo perderse la carrera en Aragón y en la pista holandesa ya desplegó una actuación brillante, con una 4ª posición en la Superpole 2 y un top 5 en la Carrera 1 incluidos.

Riccardo Russo correrá en su circuito local por primera vez en WorldSBK. Con un historial variado en Imola, el italiano intentará este fin de semana exprimir todo el partido a su buen ritmo mostrado hasta ahora. Con una victoria en el Campeonato Europeo Superstock 600 en 2011, Russo ha sumado desde entonces un top 8 en WorldSSP y será interesante ver el partido que saca a su Yamaha en el exigente Autódromo Ferrari.

Stefan Bradl dejó Assen con su mejor resultado en WorldSBK hasta el momento, sexto en la Carrera 1. Si a eso se añade su top 10 en la segunda carrera, parece que el piloto alemán está avanzando con su Fireblade 1000RR SP2. Sin embargo, esta será su primera visita al circuito de Imola y dada su naturaleza técnica, el fin de semana será todo un reto para Bradl.